lunes, 25 de febrero de 2013

OVNIS en Chetumal… Bolas de fuego sobre el Aeropuerto de la capital del Estado





Por: Luis Vargues

Bolas de fuego similar al de la foto fueron divisados en Chetumal
      Inusual fenómeno no identificado se apreció la noche del martes 26 de junio de 2012 en Chetumal, Quintana Roo, cuando tres bolas de fuego fueron observadas  por decenas de personas de la colonia Forjadores a la altura del Aeropuerto de la ciudad avanzar hacia el Boulevard Bahía, a eso de las 21:00 horas.

      Según los testigos que se encontraban la noche del avistamiento en el parque de la colonia Forjadores, a la altura de la calle Enrique Barocio,  en un principio pensaron que se trataba de aerolitos o de algún avión comercial que salía del aeropuerto, pero de inmediato se dieron cuenta que a esa hora de la noche no hay vuelos, además la forma en que avanzaban estos objetos no podría tratarse de algún meteorito ni avión alguno, ya que por espacio de varios minutos quedaron inmóviles en el aire.

      Uno de los vecinos de la Forjadores de nombre Roger Alcocer, dijo que por la posición que adoptaron al detenerse en el aire era imposible asociarlos con un avión, pues al ser observados por espacio de unos minutos a unos 700 metros de donde estaban, estos objetos luminosos o bolas de fuego se separaron y giraron en semicírculos, por lo que no salían de su asombro al contemplar la escena.

      Las tres bolas de fuego, según los informantes permanecieron cerca del Aeropuerto Internacional de la ciudad de Chetumal por espacio de 30 minutos, mismos que formaban una especie de triangulo.

      Al poco rato las bolas de fuego se alinearon y avanzaron hacia el sur en línea recta. La nave o bola de fuego de la derecha hizo un movimiento y se elevó dejando a su paso una estela luminosa color violeta, las otras dos naves continuaron avanzando cada vez más rápido hasta desaparecer de la vista de la gente que los observaba.

      De inmediato las reacciones de la gente no se hicieron esperar, unos decían que eran bolas de fuego, otros que eran naves extraterrestres, mientras que otros señalaron que son señales del cielo con eso de la llegada del fin del mundo y lo predicho en el Calendario Maya del 21 de diciembre pasado.

      Marcos Ramírez López, de la colonia Jardines, comentó que este fenómeno es el comienzo de algo mucho más grande que va acontecer a la humanidad, y está relacionada con lo que se predice en el Calendario Maya sobre la llegada del Dios “Balám Yacté”, deidad de los mayas.

       Para el periodista Roberto Geffroy Rebolledo, testigo de este fenómeno se trata del anuncio de algo que puede acontecer a nivel mundial, e hizo una aclaración sobre los fenómenos luminosos que en últimas fechas se presentan en el mundo, las señales que vienen del cielo como los ruidos y el acercamiento de meteoritos al Sistema Solar que en algún momento pueden impactar en la Tierra.

      Señaló que las bolas de fuego tenían el tamaño de un balón de basquetbol y se pudieron ver claramente como a unos 700 metros a la altura del aeropuerto de Chetumal, que al ser observados formaban un triangulo y estuvieron por espacio de varios minutos.

      Dichas esferas hicieron una formación en línea recta y fueron avanzando hacia el Boulevard Bahía. De repente, uno de los objetos comenzó a elevarse, dejando una estela luminosa, después cambió al color violeta, los otros dos siguieron avanzando, el segundo de ellos tomó otro rumbo hasta desaparecer en el cielo.

      Cabe señalar que hace 12 años un funcionario del gobierno estatal que por razones obvias omitimos su nombre, nos narró un caso similar al que vieron decenas de personas cuando se encontraban en el parque principal de la colonia Forjadores, pero él vio este artefacto sobre la avenida Álvaro Obregón, a la altura del CERESO de Chetumal, cuando venía en compañía de su familia de la Expofer.
      El objeto tenía la forma de un globo que iluminaba el entorno, pasó a escasos metros de los árboles avanzando hacia la Ribera del Río Hondo. El avistamiento sucedió en Octubre del año 2000.

      El testigo y su familia pudieron observar el fenómeno a escasos 40 metros de la carretera por donde pasaban, misma que hizo un recorrido de más de 200 metros en línea, sobre la carretera para después dirigirse hacia el Río Hondo, donde se perdió entre los árboles.

      Los ufólogos han tratado de explicar las características de estas bolas de fuego sin resultado alguno, según los relatos de los testigos estas esferas de luz pudieran ser una especie de cámaras que utilizan los extraterrestres para enviarlos hacia puntos específicos de la tierra para realizar alguna investigación.

      También se dice que pueden ser naves romboides teledirigidas con algún objetivo. Eso es todo lo que se sabe sobre estas bolas de fuego, cuyo tamaño es relacionada a la de un balón de basquetbol. Por el momento son un misterio sin resolver.

      Autoridades del Aeropuerto Internacional de la ciudad de Chetumal callan sobre estos hechos y no dan la cara para explicar la presencia de este fenómeno que a menudo son divisados por los pilotos en su área de vuelo comercial.

      Un portavoz del aeropuerto que pidió el anonimato, explicó que no es la primera vez que se ve este tipo de fenómenos en esta zona, que es como un magnetismo que atrae a estos artefactos a la zona, ya sea de noche o a la luz del día, lo que ha ocasionado que mucha gente los confunda con algún vuelo comercial cuando el aeropuerto se cierra todos los días por la noche a la navegación aérea.

      Por su parte, autoridades del servicio meteorológico en esta capital, señalaron que en esas fechas no lanzaron ningún globo meteorológico para estudiar el tiempo del clima.

      Al respecto, el periodista e investigador de los fenómenos paranormales y Presidente del Centro de Investigación del Fenómeno Extraterrestre y Paranormal en Quintana Roo (CIFEPQROO), Jesús López Díaz, mencionó que las manifestaciones de OVNIS se ven con frecuencia por lo significativo de ese año del 2012 y del 2013 que marca un periodo de renovación espiritual para la humanidad y los seres que nos visitan de las estrellas están para atestiguar este cambio de fin de un ciclo y el comienzo de otra forma de vida espiritual, según se explica en la Cuenta larga del Calendario Maya.

      Entramos a la era de Acuario, donde se han predicho muchos cambios a nivel de conciencia para la humanidad, pero también los peligros que acechan al Planeta Tierra son muchos, pudiera ocurrir una catástrofe venida del cielo como lo sería la caída de un meteorito, incluyendo al Cambio Climático provocado por la mano del hombre en su desenfrenada carrera por la modernidad, que no mide sus consecuencias y se enfrasca en destruir su medio ambiente con la tala inmoderada de los árboles y el saqueo del petróleo de las entrañas de la tierra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada